Steamworld Dig & Mutant Mudds (eShop 3DS)

Aquí os traemos un pequeño artículo sobre dos grandes juegos de la eShop de Nintendo 3DS que pueden pasar desapercibidos ya que no ocupan grandes lugares como sí lo hacen los juegos físicos y con más publicidad.

Esperamos que así podamos aportar nuestro granito de arena para que conozcáis más acerca de estas joyas descargables de la última portátil de Nintendo.

STEAMWORLD DIG

Image & Form es un estudio afincado en Suecia que lleva desde 1997 haciendo juegos infantiles y, hasta hace relativamente poco, no ha empezado a hacer juegos más “serios” para plataformas como iOS y Nintendo 3DS.

El juego que nos ocupa es su último desarrollo y nos invitará a cavar de la forma más viciante que os podáis imaginar.

Nosotros controlamos a Rusty, un robot-cowboy que va al pueblo de Tumbleton en busca de su tío Joe. Nada más llegar al pueblo caeremos accidentalmente en la primera galería de la mina que nos servirá de tutorial; aquí encontraremos y aprenderemos a usar la principal herramienta del juego: el pico.

Tras completar el minitutorial encontraremos la salida hacia Tumbleton con la ayuda de Dorothy, la cual nos comprará las piedras preciosas que encontremos cavando en la mina. Además el dinero que ganemos hará el papel de “puntos de experiencia”. Nuestro nivel subirá con el dinero que ganemos y con él se desbloquerán mejoras de podremos comprar en las diversas tiendas de Tumbleton.

Y ahora pasemos a lo que realmente vicia: cavar en la mina.

Nuestro tiempo será limitado ya que tenemos una barra de luz que va disminuyendo con el paso del tiempo. Si no encontramos ningún ítem de luz, tendremos que volver a la superficie para que se vuelva llenar.

Además debemos de tener cuidado de cómo cavamos ya que no podemos cavar hacia arriba, sólo hacia abajo y los lados y debemos estar sobre una superficie. No vale saltar y picar.

Los habitantes nos irán marcando nuestros objetivos principales y nosotros tendremos que encontralos a base de cavar y cavar.

Pero no será un paseo ya que, además de que todo lo que hagamos en la mina se quedará así de forma permanente, en las profundidades nos encontraremos enemigos de lo más diverso así como habitaciones con pequeños puzles que deberemos resolver. Y debemos de tener cuidado porque un par de golpes de los enemigos nos pueden matar fácilmente (o una caída desde mucha altura) y nos llevará de nuevo a la superficie con el coste de la mitad del dinero que tengamos (gastos de reparación) y perdiendo todos los objetos que hayamos cogido hasta el momento de la muerte; los cuales podremos recuperar ya que se quedrán en una bolsa en el lugar exacto donde hayamos perecido.

La partida se guarda automáticamente en la superficie, con lo que no podremos hacer la “trampa” de cargar partida si morimos para no tener que volver hasta el mismo sitio. Gran acierto.

Por suerte hay tuberías y teletransportadores repartidos por la mina para poder atajar. Algunos tendremos que encontrarlos e incluso podremos comprar teletransportadores para colocarlos donde queramos. Pero cuestan 3 esferas eléctricas, las cuales son más limitadas que las piedras preciosas y no debemos usarlas así como así ya que también las necesitaremos para otras mejoras.

En la pantalla inferior de la 3DS veremos el menú donde nos indican los minerales que hemos recogido y su valor, dinero que poseemos, esferas eléctricas, la profundidad a la que hemos cavado y el mapa que nos muestra las rutas que hemos ido haciendo.

El objetivo de cada “misión” son las zonas de mejoras. De esta manera nuestras habilidades serán más variadas gracias al taladro perforador, el salto a propulsión, etc. Estas habilidades utilizarán agua cada vez que las usemos, con lo que tendremos que tener ojo de no abusar de ellas y deberemos buscar los yacimientos de agua que hay repartidos por la mina.

Así podremos cavar más y más hondo y desentrañar los misterios ocultos en la mina. Ya que lo divertido es cavar, explorar e intentar conseguir todas las mejoras y habilidades posibles.

El juego viene totalmente en inglés pero no es un impedimento para su disfrute jugable. Y la historia no es que sea tan interesante como para no perderse detalle por culpa del idioma.

La música pasa totalmente desapercibida y sirve para acompañar aunque prácticamente no te das cuenta de que está ahí porque que te centras totalmente en cavar y cavar.

El juego es corto (unas 5-6 horas para completarlo al 100%) pero tiene ese “algo” que te engancha irremediablemente a cavar y explorar la mina sin parar.

Lo bueno que tiene es que cuando empezamos una partida nueva el mapa de la mina será totalmente distinto ya que se van generando aleatoriamente con cada nuevo juego. Lo cual le da una rejugabilidad bastante elevada.

He disfrutado mucho de este juego (he incluso ya he empezado una segunda vuelta) y os recomiendo encarecidamente su compra que por 8€ no está nada mal.

 

MUTANT MUDDS

Ya os aviso con antelación que este juego es mi ojito derecho, con lo que no voy a ser nada objetivo con él.

Renegade Kid lleva desde 2007 dándonos juegos tan interesantes como Moon, Dementium o Dementium II para Nintendo DS.

En 2012 nos regaló para la eShop de Nintendo 3DS este juego de “12 bits” (como ellos lo llaman) lleno de plataformas y amor pixelado.

El juego está a caballo entre los 8 y 16 bits (por eso el término “12 bits”) con gráficos “pixel art” y música al más puro estilo “chiptune“. Además cuenta con uno de los mejores 3D de la consola gracias a los distintos planos entre los que saltaremos en cada fase.

Nuestro héroe, Max, se pone manos a la obra armado con su cañón de agua para derrotar a sus archienemigos los Muddys. Para ello deberá encontrar los misteriosos “Water Sprites” esquivando los diversos peligros que le acechan en cada fase.

La sinopsis no podía ser más old school.

Y así se nos presenta un juego de plataformas retante y preciso. Saltaremos, dispararemos y hasta tendremos un jetpack de serie para desplazarnos (o mantenernos en el aire) durante un breve tiempo.

En cada fase deberemos llegar al final donde recogeremos el “Water Sprite” de rigor. También podremos recoger las “Diamond coins” repartidas por toda la fase. Estas monedas son muy importantes ya que nos servirán para comprar las mejoras que Grannie nos venderá en su ático y que son fundamentales para superar las fases más avanzadas. Eso sí, una vez compradas sólo podemos usar una habilidad a la vez, con lo que tendremos que escoger cual es la mejor para superar algunas fases.

También necesitaremos conseguir todas las “Diamond coins” (son 100 en total en cada fase) para desbloquear las 4 fases finales que nos esperan después de las 16 primeras.

¿Se os antojan pocas fases? Pues que sepáis que cada fase contiene 2 fases ocultas más, siendo una de ellas solo accesible tras completar el juego. Esto hace un total de 60 fases que no está nada mal y nos podemos ir a las 10-12 horas para completar el juego al 100%

Ya he dicho antes que el juego es retante. Y mucho. Necesitaremos habilidad, precisión y memorizar bien cada fase ya que nos exigirán cada vez más. Es de esos juegos que sabes que si fallas es tu culpa ya que su control es totalmente preciso. Lo mejor es que su curva de dificultad es progresiva y apta para cualquier tipo de jugador que tenga paciencia y ponga empeño en ello. Hay muchas fases difíciles pero no imposibles.

Además hay que contar que solo tenemos 3 corazones y que por cada toque nos quitan uno (los pinchos nos matan directamente) y no hay manera de regenerarlos. Añadamos a esto que si nos matan deberemos empezar la fase desde el principio, sin checkpoints ni nada en mitad. Mola.

Lo que hubiera estado genial es que incluyesen algún jefe por mundo (cada 4 fases es como si fuese un mundo por así decirlo), y ya no digamos un jefe final. Eso habría sido apoteósico y el juego resultaría totalmente redondo. Es la única pega que le pongo al juego.

Y qué decir de la música. Me encanta. Es tan pegadiza que acabas tarareando cada una de las canciones que nos acompañarán en las distintas fases. Y aquí os dejo un ejemplo:

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=_ilqvdYgnaU&w=500&h=305]

En conclusión: compra obligada al precio que sea del que, para mi, es el mejor juego de la eShop de Nintendo 3DS y el que más he disfrutado.

Ahora sólo falta que saquen de una vez la versión “Mutant Mudds Deluxe” para WiiU en Europa ^_^

 

One Response to Steamworld Dig & Mutant Mudds (eShop 3DS)

  1. Julián dice:

    Sobre el Mutant Mudds, el tema de los jefes, es que imagino que son complicados de hacer bien, y que queden chulos. Como consumen mucho tiempo de desarrollo, antes que hacer una chufa, mejor no poner nada. Pese a todo, es un juego que tengo muchas ganas de jugar 🙂

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies