Polémicos Pokémon

En un artículo de opinión anterior se mencionaba la polémica suscitada en torno a la discriminación por sexo en las competiciones mundiales de la International e-Sports Federation. Una polémica con más impacto social que la que se va a tratar en este otro artículo y que por tanto tendría más difícil verse reflejada en medios generalistas. Y es que si hay otra clara fuente de polémica en los videojuegos competitivos, esa es la legalidad y honestidad de los jugadores.

Normalmente las competiciones de deportes electrónicos tienen establecido un reglamento al que los jugadores deben atenerse en pos de buscar una competición sana y justa. Saltarse las normas implicará distintas penalizaciones que incluso pueden conllevar la expulsión de la competición. Pero en ocasiones la línea que separa lo permitido de lo prohibido está difuminada y cualquier acción en esta zona es susceptible de convertirse en polémica, incluso con reglamento en mano.

Recientemente, durante una jornada del campeonato del mundo de Pokémon en Indianápolis, salió a la luz que un participante estaba usando un pokémon “hackeado”. Es decir, alterado mediante algún dispositivo ajeno al propio juego (tales como Action Replay o Power Save). Para aquellos ajenos al mundo competitivo de Pokémon, conviene aclarar que suele hacerse distinción entre diferentes tipos de pokémon, dado lo extendido que está el uso de dispositivos para alterar a las criaturas de bolsillo. A saber: pokémon legales (conseguidos jugando normal), pokémon legítimos (alterados mediante dispositivos pero que se atienen a lo que es posible dentro del juego) y pokémon ilegales (aquellos que tienen infladas las características o conocen movimientos o habilidades que no les corresponden).

Por descontado, alguien que usa pokémon ilegales debe ser expulsado de la competición. El consenso es unánime en este sentido. Pero cuando se trata de pokémon legítimos (que no legales) la controversia está asegurada. Hay quienes defienden su uso porque, al mantenerse dentro de las posibilidades que permite el juego, realmente no ofrecen ventajas competitivas a quienes los usan. La diferencia radica en que se reduce drásticamente el tiempo necesario para hacer un equipo competitivo. Pero ¿influye eso en el resultado final del torneo? Otros argumentan que cualquier modificación con dispositivos externos debería ser penalizada, independientemente de si el pokémon resultante es legítimo o ilegal.

Aquí hay dos cosas que puntualizar. Por una parte, en la sexta generación (Pokémon X/Pokémon Y) los dispositivos externos permiten cambiar aspectos estéticos de los pokémon, pero nada que influya competitivamente, argumento esgrimido por algunos para justificar el uso de dichos dispositivos. Por otra parte, el reglamento de las competiciones Pokémon siempre incluye una cláusula donde se advierte que usar cualquier dispositivo externo para manipular datos del juego puede conllevar la expulsión de toda competición, presente o futura. Hay quienes apelan a esta norma para exigir la expulsión de aquellos que usan pokémon modificados, aún si están dentro de lo permitido en el juego.

Aegislash, el pokémon de la discordia

Explicado el trasfondo de la cuestión, es momento de abordar el hecho que ha suscitado la polémica. El protagonista de la misma no es otro que Ray Rizzo, un jugador que se coronó vencedor en la categoría Sénior de los campeonatos mundiales en 2010, y ganador en la categoría Maestro en 2011 y 2012. Durante la competición de este año, Rizzo usó uno de los nuevos pokémon incorporados en la sexta generación: Aegislash. Lo que llamó la atención de muchos participantes (ya que al parecer la organización no se dio cuenta de ello) es que Aegislash estaba capturado con una Sueño Ball, algo que es técnicamente imposible en el juego, salvo que se modifique con dispositivos externos.

Rizzo acabó siendo derrotado por otro jugador antes de llegar a la final, pero eso no ha evitado que surja el debate en torno a cuán permisivo se debe ser con el reglamente de las competiciones. El pokémon usado por Rizzo estaba dentro de la legalidad en cuanto a características y movimientos, y no le ofrecía ninguna ventaja competitiva en ese sentido. Que Aegislash esté atrapado en otro tipo de Ball solo genera un cambio estético cuando sale a combatir.

Los que están en contra del uso de pokémon legítimos consideran que Rizzo debería ser penalizado o incluso expulsado de futuros campeonatos. Quienes defienden a Rizzo argumentan que al ser algo estético e irrelevante para la competición en sí, debería dársele nula importancia al hecho. Además, dicen, muchos otros jugadores también usan pokémon legítimos (modificados, pero dentro de los parámetros posibles) pero nadie les penaliza porque los camuflan bien para que sean indistinguibles de pokémon legales. No en vano, si el Aegislash de Rizzo hubiera estado atrapado en una Poké Ball, esta polémica no habría surgido, ya que hubiera sido prácticamente imposible verificar su legalidad.

El propio Rizzo afirma que no era consciente de que el pokémon fuese modificado. Afirma que lo recibió de un amigo por intercambio y que asumió que era legal. Muchos de los que creen que debería ser penalizado dudan de sus palabras. Alguien que ha sido campeón tres años consecutivos debe de conocer a fondo el juego, y se daría cuenta de que era modificado. Aunque Rizzo dice haber jugado apenas 60 horas al juego, ya que normalmente combate en simuladores online y por tanto hay detalles que desconoce.

Estas cuestiones han generado un acalorado debate entre los jugadores competitivos de Pokémon. ¿Es justo penalizar a alguien que usa pokémon legítimos cuando otros que también los usan quedarán impunes? ¿Es justo que alguien que es pillado usando pokémon modificados (aunque sean legítimos) salga indemne? ¿El uso de dispositivos externos para agilizar la preparación para el torneo tiene alguna influencia durante el torneo en sí? ¿Es humana y técnicamente posible controlar a los miles de jugadores que participan en este tipo de competiciones para garantizar el juego limpio? ¿Qué medidas debería adoptar The Pokémon Company International para evitar estos problemas?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

CERRAR